• Los secretos de una deliciosa crema catalana
    Los secretos de una deliciosa crema catalana

    Los secretos de una deliciosa crema catalana

    Vamos a hablarte sobre uno de los platos más internacionales de la cocina catalana en Lleida. Se trata de un delicioso postre que no falta en multitud de restaurantes a nivel nacional.

    La crema catalana siempre se ha caracterizado por ser uno de los pilares de la cocina catalana en Lleida, tierra que tiene los caracoles a la lata "cargols a la llauna" y los "Panadones" como los estandartes de su excelente gastronomía de montaña.

    En toda comilona de calidad tanto en bares como en restaurantes abunda mucho la gastronomía de la zona, siendo la crema catalana el postre preferido por la gran cantidad de turistas que visitan la región.

    Conocida también como crema quemada, seguramente ya sabrás que este delicioso postre tiene un sabor, olor y una textura sin igual.

    La historia de este delicioso plato nació en el siglo XVIII, cuando un obispo decidió realizar una visita a un convento catalán, por lo que las monjas de dicho convento quisieron agradecerle su visita obsequiándolo con un dulce flan algo líquido.

    Fue ahí cuando obispo y monjas se unieron experimentando con nuevos flanes hasta que crearon uno con azúcar quemado. Cuando el obispo lo probó dijo "¡Crema!", que en español quiere decir que quema, de ahí el nombre de crema catalana.

    Esta se elabora con yema de huevo, harina de trigo o de maíz, azúcar y leche aromatizada con piel de limón y canela, aunque en ocasiones también se use piel de naranja.

    Una crema que incluso llega a usarse para rellenar multitud de productos de bollería como cierta clase de ensaimadas catalanas. De ahí lo que te hemos comentado al principio de que la crema catalana sea uno de los pilares de esta gastronomía.

    En el Restaurant Astoria podrás degustar nuestras especialidades de la gastronomía catalana con una sublime crema catalana que no te puedes perder. Te esperamos.

  • Origen y evolución de la butifarra catalana
    Origen y evolución de la butifarra catalana

    Origen y evolución de la butifarra catalana

    En cualquier buen restaurante de menú diario en Lleida, la butifarra catalana es una de las grandes protagonistas. Este característico embutido se ha convertido en uno de los más representativos de esta Comunidad Autónoma. Repasamos los orígenes y la evolución de este sabroso pilar de la gastronomía de Cataluña.

    Los investigadores datan su origen a finales del siglo XIV. Por sus similitudes con la saucisse de Toulouse, es probable que se trate de la importación de un embutido que terminó por tener su propia evolución ya en Cataluña. Una curiosidad, la butifarra dulce, que lleva limón y canela, se convirtió en una tradición catalana que se degustaba el día de Navidad. No consta que exista un manjar parecido en otro país europeo.

    En más de un restaurante de menú diario en Lleida se ofrece este plato de forma habitual. Las butifarras en la actualidad añaden robellones o escalivada, entre otras variedades. Además, su presencia en diversos platos de la cocina catalana, como la clásica botifarra amb mongetes, es incontestable. A destacar igualmente que este embutido cocinado a la brasa consigue, con facilidad, convertirse en una delicia digna de degustar con alioli o con el clásico pan con tomate.

    Los charcuteros catalanes no dejan de sorprender a los profesionales de la cocina con nuevas recetas y con ingredientes diversos. De hecho, prácticamente en cada carnicería tienen una receta distinta, lo que permite al consumidor escoger la combinación de especias que prefiera o la que incluya aquellos ingredientes más sorprendentes.

    En el Restaurant Astoria disponemos de diversas y sabrosas opciones para que cada comensal consiga encontrar aquella que mejor se amolde a sus gustos personales. Contacta con nosotros para reservar su mesa y disfruta de la cocina tradicional catalana en un establecimiento que sigue apostando por las recetas de siempre respetando las tradiciones y apostando siempre por la mejor materia prima.

  • Las propiedades nutritivas de los caracoles
    Las propiedades nutritivas de los caracoles

    Las propiedades nutritivas de los caracoles

    En cualquier restaurante brasería en Lleida no pueden faltar los deliciosos caracoles a la brasa. Y es que este alimento no es algo exclusivo de la cocina moderna, sino que desde tiempos inmemoriales viene formando parte de las gastronomías más tradicionales de España. Ya desde la época romana existían granjas especializadas en la cría del caracol. Pero ¿qué lo hace tan especial? ¿Cuáles son sus propiedades nutritivas?

    Un restaurante brasería en Lleida debe cocinar unos buenos caracoles que dejen fascinados a sus comensales por su sabor y por sus beneficios nutricionales. A continuación te explicamos cuáles son sus propiedades saludables y sus beneficios para el organismo.

    Entre sus nutrientes encontramos:

    - Bajo en carbohidratos.

    - Rico en vitaminas A, B9, B3, B12 y B6.

    - Incluye multitud de minerales como el fósforo, el magnesio, el hierro, el selenio y el potasio.

    Beneficios en la salud:

    - Al ser bajo en calorías y en grasas contribuye a bajar peso y a controlar el colesterol alto. Lo convierten en un ingrediente perfecto para las dietas.

    - Combate la anemia gracias a su aporte suficiente de hierro.

    - Es de fácil digestión y ayuda en las digestiones pesadas.

    - Tiene un alto poder afrodisíaco debido al contenido de albúmina.

    - Fortalece el sistema nervioso gracias al fósforo, lo que favorece el funcionamiento del cerebro y a tener una mejor memoria. También contribuye a la relajación de los nervios por su aporte en magnesio y potasio.

    - Mejora el sistema circulatorio por el efecto de las vitaminas tipo B, facilitando la creación de nuevos glóbulos rojos.

    En el Restaurant Astoria prestamos atención a que nuestros productos sean de la mejor calidad y que favorezcan el mantenimiento de la buena salud de nuestros comensales. Además de nuestra especialidad en caracoles a la llauna, tenemos exquisitas carnes a la brasa que no dejarán indiferente a nadie.